Vitoria aprueba normativa de Locutorios (II)

Maroto dulcifica la ordenanza de locutorios, que EH Bildu y PSE tildan de “xenófoba” y “populista”

El Pnv apoya el texto a cambio de eliminar la separación mínima de 600 metros

Antonio Expósito, presidente de la Asociación de Ciberlocutorios de Euskadi, ayer en el Pleno.

Antonio Expósito, presidente de la Asociación de Ciberlocutorios de Euskadi, ayer en el Pleno. (DNA)

El PP afirma que la norma no difiere de la aplicada en 2008 en el Casco Medieval de Vitoria. Ni tendrán que estar separados 600 metros uno de otro, ni tendrán que despejar el escaparate para evitar “comportamientos delictivos”, ni se les prohibirá vender patatas fritas y refrescos, ni tendrán que retirar sus equipos de música. Eso sí, los locutorios de la ciudad de Gasteiz se regirán en breve, a falta de superar el tramite de enmiendas, por una ordenanza específica aprobada ayer por el PP con el apoyo del PNV (de ahí que la versión final del texto se haya dulcificado) que para EH Bildu, PSE y la Asociación de Ciberlocutorios de Euskadi destila xenofobia.

Así, estos establecimientos, regidos mayoritariamente y también frecuentados principalmente por inmigrantes extranjeros, tendrán que tener un recibidor de 60 metros cuadrados como mínimo, no podrán vender alcohol ni tabaco, y carecerán de permiso para elaborar alimentos, venderlos y permitir que se consumen en su interior.

Ayer en el pleno en el que se aprobó el texto se repitieron los argumentos reiterados durante meses por los grupos, dado que este es un debate ya muy trillado en el Ayuntamiento. PSE y EH Bildu creen que el alcalde quiere desmantelar este sector o al menos dar la sensación de que lo hace para hacerse eco de un creciente sentimiento xenófobo en la ciudad con el que arañar “un puñado de votos”, según dijo el concejal del PSE Juan Carlos Alonso. “Si giraran inspecciones a los establecimientos de hostelería de la ciudad, incluidos los que estuvieron en Fitur, la mayoría incumpliría por no tapar los pintxos”, aseguró el edil socialista, que descalificó una norma cargada de “cinismo, populismo y oportunismo político, es buscar un puñado de votos -continuó-, pasamos de las etiquetas de maketo de las años setenta a la del moro, es una deriva temeraria”.

El PNV, por su parte, considera que la ordenanza es “innecesaria”, según la edil Blanca Guinea, pero los jeltzales no han querido “negar el debate” y por ello han negociado con el PP para eliminar las cláusulas más polémicas del texto de Maroto. En todo caso, la ordenanza tal cual la redactó el equipo de gobierno le parece al PNV “claramente discriminatoria. Está dirigida contra una actividad concreta, va a desmantelar el sector”, afirmó Guinea.

La concejala de EH Bildu Iratxe López de Aberasturi, por su parte, dijo sentir “vergüenza” de que en su ciudad se apruebe una ordenanza que “persigue al diferente. Es la política de la xenofobia institucional del PP, pero también se ha aprobado porque hay un grupo que ha permitido es debate”, dijo en referencia al PNV.

Por ultimo, la concejala de Medio Ambiente Idoia Garmendia recalcó que todos los grupos aprobaron en 2008 un texto similar que vetaba los locutorios en el Casco Viejo. El gobierno del PSE planteó entonces un artículo que prohibía en el Casco Medieval los locutorios para impedir “actividades molestas, nocivas y peligrosas”.

Las claves

El portavoz del sector ataca una normativa “discriminatoria” con empresarios y clientes de Vitoria.

Todos los argumentos que ayer expusieron los grupos de la oposición a favor y en contra de la ordenanza de locutorios son públicos, pero no son tan reconocidos los de los potenciales afectados. La Asociación de Residentes Afroamericanos cedió por ello su turno popular a la asociación de ciberlocutorios de Euskadi y en el pleno compareció su presidente, un empresario preocupado por el futuro de un sector “en caída libre” a causa de la saturación de establecimientos y la sangría de clientes causada por la implantación de Internet en los domicilios, un sector que “va a desaparecer”. De hecho, explicó, en Vitoria hay 49 ciberlocutorios, cuando hace dos años había 79.

Según Antonio Expósito, no se puede exigir instalar ventilación mecánica a estos establecimientos y no a otros (medida que se mantiene), ni tiene sentido obligar a instalar un  hall de 60 metros en lugar de ajustar el aforo permitido al espacio existente, ni es lógico vetar equipos de música a comercios que cierran a las diez y ponen generalmente música ambiente. “Esta ordenanza es una discriminación a empresarios y clientes, la mayoría inmigrantes, y una discriminación al negocio, pues ya hay suficiente legislación”, dijo Expósito, decepcionado tras escuchar las intervenciones de PNV y PP (que le invitaron a presentar alegaciones), apenas empleó unos segundos de su segundo turno para narrar una anécdota que le acababa de suceder. Por la mañana dejó a su hija en el colegio, con cierta prisa, pues tenía que ir al Ayuntamiento a exponer sus argumentos, lo que no pasó desapercibido para una madre que le preguntó por la razón de su premura. Antonio Expósito le explicó que iba a hablar de los locutorios: “Ah, sí, los locutorios, que se los quieren cargar”, respondió la mujer.

Leído en : http://www.noticiasdealava.com/2014/02/01/araba/maroto-dulcifica-la-ordenanza-de-locutorios-que-eh-bildu-y-pse-tildan-de-xenofoba-y-populista

Here is a collection of places you can buy bitcoin online right now.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *